¡Menudo temporal! Parece ser que el 2018 ha preferido darnos la bienvenida con una blanca, muy blanca Navidad. Las fuertes nevadas que ha sufrido el territorio español desde el día de Reyes han sorprendido a más de uno; más que ver un spoiler sin querer… Para algunos, ha significado pura diversión, como la de ir hasta el súper esquiando porque no te quedan palomitas, pero para otros ha sido puro terror, ya que lo que “esquiaban” eran carreteras con atascos de 18 horas montados en sus coches, en lugar de esquís. En cualquier caso, afortunadamente, las bajas temperaturas solo dejaban cabida a un único plan: sofá, manta, palomitas y película. ¡Qué agradable es sentirte calentito en tu casa sabiendo el frío que hace afuera! Y es que a pesar de que las vacaciones hayan terminado, el frío todavía perdura, ¡así que son días perfectos para seguir con ese plan! Por esta razón, en Buaala te proponemos algunas películas para ver tu solo, en familia o con amigos y aprovechar estos momentos que el frío nos ha regalado. ¡Inspirate con estos filmes en los que el frío es precisamente uno de los protagonistas de la trama! ¿Te animas?

 

1. Bajo Cero (2006)

¡Atención Buaalazer! Si eres sensible con los animales ten cuidado porque se trata de una historia realmente conmovedora. Basado en un hecho real, los protagonistas de este filme son ocho valientes perros, seis Huskies Siberianos y dos Alaska Malamutes, que junto a su amo, el guía de expedición Jerry Shepard (Paul Walker), y su equipo de científicos viajan a la Antártida para llevar a cabo una investigación. Además de haber tenido un terrible accidente, la llegada de una poderosa tormenta obliga al equipo a volver a casa. Desgraciadamente, por falta de espacio en el transporte, los perros son abandonados a su suerte en la estación. Así pues, los canes intentarán sobrevivir a las horribles condiciones climáticas despertando sus instintos más salvajes a la espera del regreso de su amo y, por otra parte, Jerry hará todo lo posible por volver al lugar y rescatar a sus amigos a pesar de los impedimentos de sus superiores y las dificultades meteorológicas. ¿Lo conseguirán?

 

2. Frozen (2013)

Para los más pequeños, llega esta aventura de animación creada por Disney. La película está protagonizada por las hermanas Elsa y Ana, dos princesas del reino de Arendelle. La mayor de ellas, Elsa, tiene una peculiaridad: posee la mágica habilidad de generar frío. La historia empieza cuando de pequeñas, en uno de sus juegos, Elsa hiere a Ana con su poder. La pequeña se salva gracias a una colonia de trolls, pero desde entonces los padres aíslan a las dos hermanas y con el tiempo su relación acaba distanciándose. Con todo, la inseguridad nace en Elsa y deja de dominar su magia. Años más tarde, después de la muerte de sus padres, un terrible suceso en el que Elsa desata sus poderes ante la corte el día de su coronación conlleva que la chica huya del reino tildada como un monstruo y renuncie a su corona para aislarse en un palacio de hielo. Sin embargo, su ausencia no es lo único que deja, su magia suprimida envuelve Arendelle en un eterno invierno. Así pues, Ana emprende un viaje por el reino en busca de Elsa para recuperar el verano. Acompañada por Kristoff, su reno Sven y Olaf, un muñeco de nieve vivo, los amigos vivirán una divertida aventura a través del frío para encontrar a Elsa, llevarla a casa, acabar con el invierno y además recuperar el reino que les intenta ser arrebatado después de todo.

 

3. Bajo Cero (2010)

El título se repite pero la historia da un vuelco a un relato aterrador. Esta vez, los protagonistas son tres amigos, Joe, Parker y Dan, que deciden irse juntos a esquiar. Todo marcha bien para los adolescentes hasta que deciden convencer al guardia del telesilla para que les deje subir una última vez y sin pagar antes de que cierren las pistas. Y es que lo barato acaba saliendo caro y más para estos tres jóvenes quienes no saben que se adentran en su peor pesadilla. Así pues, una confusión por parte de los guardias conlleva a que apaguen el telesilla y cierren las pistas dejando a los amigos todavía montados en el transporte, obligándoles a permanecer ahí hasta la reapertura de las pistas al cabo de cinco días. Con todo el miedo en el cuerpo, el terror se revela en escenas donde los protagonistas intentan bajar para volver a casa y hacen todo lo posible por sobrevivir al frío, al hambre, a las quemaduras por congelación en su cuerpo y a lo que menos se esperan, a los lobos.

 

4. Winter’s bone (2010)

Evitar morir en el frío vuelve a ser uno de los objetivos en este thriller protagonizado por la actriz Jennifer Lawrence. Ree es una joven de 17 años que vive en el frío Ozark cuidando de sus dos hermanos pequeños y su madre enferma. La rutina de su día a día se ve alterada cuando descubre que su padre, encarcelado al ser acusado como fabricante de metanfetaminas, ha ofrecido la casa familiar como garantía para la fianza que le permite obtener la libertad provisional y ha desaparecido. Con ello, la joven corre el riesgo de perder su hogar y quedarse sin techo con su familia en los gélidos bosques de Missouri. Así pues, Ree se ve obligada a encontrar a su padre para llevarlo ante el juzgado y salvar a su familia. Para ello, la chica se abrirá paso a través de las mentiras, las amenazas y las evasivas de sus parientes hasta llegar a la verdad.

 

5. Ice Age (2002)

Vuelve otra propuesta de animación para los más pequeños. Esta vez la película también apela al frío ya que se ambienta en la antigua “Era del Hielo” o “Edad de Hielo” en que el planeta sufrió una bajada global de la temperatura y la tierra se heló por completo. La protagoniza Sid, un perezoso muy charlatán que se queda atrás para dormir mientras todos los demás inician un viaje hacia el sur. Al despertar conoce a Manny, un mamut que viaja al norte y, como Sid se encuentra solo, decide acompañarlo. Su viaje da un vuelco cuando divisan como una tribu de humanos es atacada por una manada de tigres de dientes de sable y como una de las mujeres salta al río con su bebé para salvarse y cae en una cascada. Al caer, la mujer se separa de su hijo y este es rescatado por los dos animales. Así pues, los amigos cambian el rumbo de su trayecto para encontrar a la tribu de humanos y devolver el bebé. Además, a la aventura se suma uno de los tigres, Diego, quien les acompaña aunque no saben si fiarse de él.

Se trata de una historia conmovedora para niños, pero también entretenida para los más mayores, ideal para ver en familia. Además, la historia no se queda aquí ya que su éxito en 2002 condujo a la producción de cuatro películas más en las que los tres amigos viven diferentes aventuras: Ice Age, El deshielo (2006); Ice Age, El origen de los dinosaurios (2009); Ice Age, La formación de los continentes (2012); y Ice Age, El gran cataclismo (2016).

 

6. Operación Ártico (2015)

Salir del Polo Norte para volver a casa será el reto de Julia y sus dos hermanos gemelos, Sindre e Ida. La película empieza cuando los pequeños se mudan a una nueva ciudad con su madre y el padre se queda trabajando en el sur de Noruega. Los niños echan de menos a su padre y un conjunto de circunstancias guiadas por la necesidad de volver a verle conllevan que los tres hermanos acaben escondidos en un helicóptero que se dirige hacia donde está él. Sin embargo, el helicóptero hace un cambio de ruta puntual y termina en el Polo Norte donde los niños se bajan accidentalmente. Sin saber que se encuentran ahí, los pilotos reemprenden la marcha hacia Noruega dejando a los niños en el lugar. Así entonces, estos intentarán sobrevivir y volver a casa, mientras por otro lado sus padres intentarán encontrarles, y deberán enfrentarse a muchas aventuras entre las que se encuentran fuertes tormentas de nieve y osos polares.

 

7. Fuerza mayor (2014)

Y después de tanto drama, thriller y terror, ¡un poco de risa! Esta comedia cuenta la historia de un matrimonio, Ebba y Tomas, que deciden pasar unos días de vacaciones en los Alpes con sus hijos. Todo va bien y el tiempo es soleado y perfecto hasta que, mientras almuerzan en un restaurante, una avalancha se produce y les deja enterrados junto a los demás clientes en el local. A la situación se le suma el hecho que, durante el accidente, mientras Ebba intenta salvar a sus hijos, Tomas corre a esconderse para salvar su vida. De este modo el hombre pierde el respeto como padre de familia protector y la relación matrimonial entra en crisis. Así pues, la historia se desarrollará de modo que todos consigan ser rescatados y por otra parte, Tomas intentará recuperar su lugar como patriarca de la familia.

Ya sabes, si el frío te puede… ¡quédate en casa y disfruta de estas fantásticas películas!